“Sacar lo nuevo y lo viejo del tesoro de nuestra casa”

Esquiú, un tesoro de nuestra casa

Actualidad

EN EL 195º ANIVERSARIO DEL NACIMIENTO DE FRAY MAMERTO ESQUIÚ  
11 de mayo 1826 – 11 de mayo 2021 –

Queridos Hermanos de la Provincia de la Asunción:

En estos días la figura de Fray Mamerto Esquiú ha tomado mucha relevancia. No sólo en la Provincia y Diócesis de Catamarca, en cuyo ámbito se celebrará, si Dios lo permite, la beatificación de nuestro Venerable hermano, el 4 de septiembre de 2021, sino también en el resto de las diócesis, e incluso en el exterior, desde donde ya me llegan pedidos de sus reliquias.

La foto de Fr. Mamerto Esquiú que ilustra esta circular la encontré perdida en alguna biblioteca. Ella, de algún modo representa cierto olvido y descuido, en que hemos tenido su figura en nuestra Provincia. Acabamos de tener un Capítulo Provincial Extraordinario, en el cual el lema inspirador ha sido: «Sacar lo viejo y lo nuevo del tesoro de nuestra casa»1

De algún modo, esta foto ajada, sucia y comida por los ácaros devoradores de papel, nos habla de un tesoro que estaba allí y que ahora tenemos la oportunidad de sacar del olvido.

De hecho, ya se perciben señales de que este tesoro, que Esquiú representa, está siendo recuperado: hermanos que escriben libros sobre su figura, que se encargan de su difusión en los medios de comunicación y redes, los que se han animado a organizar una comisión para difundir su ejemplo de vida de oración…

Así es, estamos en el umbral de un proyecto recién propuesto, nos queda ahora la tarea de llevarlo a cabo. Nos quedó claro el compromiso de los hermanos para la elaboración de este proyecto de vida fraterna y misión.

En su implementación pedimos al Señor que nos ayude a poner estos tres criterios que nos recomienda el Mtro. Gral. Fr. Michael Perry: sencillez, sinceridad y humildad. Un proyecto que permita a los hermanos sentirse comprometidos, que sea flexible, que ayude a promover un proceso sincero y abierto en el discernimiento desde la experiencia de la vida diaria, que refleje las limitaciones humanas. Sabemos que el Venerable Esquiú amaba a su Provincia de la Asunción. Nos encomendemos a su intercesión para que el Señor nos conceda la gracia de una vida fraterna más fiel, al Evangelio y a la inspiración de San Francisco.

Fr. Emilio L. Andrada. Ministro Provincial. 

  1. Cfr. Mt. 13,52
Circular del Ministro Provincial Fr. Emilio L. Adrada ofm. en el 195° Aniversario del Natalicio de Esquiú.

Partida de fray Eduardo Néstor Lascano a la Casa del Padre

Cómo seguir el Capítulo General desde Roma

Día del Medio Ambiente. Es momento de actuar