“Sacar lo nuevo y lo viejo del tesoro de nuestra casa”

En solidaridad con los Pueblos Indígenas y la Madre Tierra

Actualidad

“San Francisco de Asís buscó vivir el Evangelio convirtiéndose en la excelencia
del cuidado de lo frágil y de una ecología integral, vivida con alegría y autenticidad. Su
búsqueda fue más allá del pensamiento tecnocrático para vivir en fraternidad con todas
las criaturas, “toda criatura era hermana, unida a ella por lazos de afecto” (LS 11).
“Esta hermana [Madre Tierra] clama por el daño que le hemos causado por el uso
y abuso irresponsable de los bienes que Dios ha puesto en ella. Crecimos pensando que
éramos sus dueños y gobernantes, autorizados para saquearlo” (LS 2).

La Madre Tierra Brasilera, Argentina, Chilena y Paraguaya han sufrido en los últimos 2 años con el aumento exponencial del acaparamiento de tierras, la tala de árboles
y los incendios a gran escala. Estas acciones están destruyendo la extensa cobertura vegetal, provocando el envenenamiento de tierras, ríos y promoviendo la expansión de una frontera agrícola y minera insostenible y depredadora.

«Ante esta realidad de los distintos países (Brasil, Chile, Argentina y Paraguay) , los franciscanos pertenecientes a esta Conferencia, reunidos en São Paulo del 21 al 25 de
marzo de 2022, recordamos la presencia de la Orden de los Frailes Menores en tierras indígenas de la Amazonía legal, y las Constituciones Generales que nos obligan a “(…) predicar la reconciliación, la paz y la justicia por las obras; y mostrar respeto por la creación” (cf. CCGG OFM 1,2), repudiamos las iniciativas económicas, vinculadas a la minería, para cambiar los territorios preservados, incluso la falta de regulación de las tierras indígenas y los ataques a la forma de vida (buen vivir ) de los pueblos indígenas y originarios de los países que conforman la Conferencia Brasil y Cono Sur».

Descarga en este link el documento completo  

 

En 800 años, el espíritu de Cristo ha llevado a los franciscanos a ir por todo mundo a vivir el evangelio de manera sencilla y con alegría, como lo hizo el Pobrecillo Francisco. Cuando llegó el momento de venir al Nuevo Mundo escogieron de los mejores hermanos para dar testimonio. Los misioneros llegaron a los grandes poblados, mas su celo apostólico los llevó a lo más profundo de la selva. Los hermanos con su manera de vivir y de tratar a las personas han creado lazos de amistad con los nativos.   

Primer encuentro presencial de la Comisión JPIC Brasil y Cono Sur en San Antonio de Arredondo

Convocatoria a la gran marcha franciscana, una peregrinación por la naturaleza

Misión Franciscana Nauoxo 2022 en el CEFs Cacique Pelayo de Chaco