“Sacar lo nuevo y lo viejo del tesoro de nuestra casa”

Crónicas del Capítulo Provincial. Primeros pasos hacia un nuevo Proyecto fraterno

Actualidad

Crónicas del Capitulo Extraordinario Argentina/Paraguay 2021

“SACAR LO VIEJO Y LO NUEVO DEL TESORO DE NUESTRA CASA”
“O guenoheva ikarameguagui mba’e ipy ahuva ha itujava”

Crónica del Día: 12 de abril de 2021

Los hermanos de la Provincia Franciscana de la Asunción Argentina/Paraguay, en el día de hoy, nos hemos reunido en forma virtual; un acontecimiento histórico, ya que nuestros capítulos siempre fueron presenciales. La realidad de pandemia COVID 19 nos obliga a resignificar nuestra forma de juntarnos como hermanos y Menores.
A los 9:30 hs se dio apertura al Capítulo Extraordinario con la celebración Eucarística en forma virtual; esta celebración fue presidida por el Ministro Provincial Fray Emilio Andrada quien se encuentra presente en la fraternidad de Córdoba.

El Ministro en la homilía “da inicio al capítulo invocando y haciendo referencia al Espíritu santo, para que nos guie y acompañe. Nos dice que no debemos olvidar lo que es bueno del presente. Como así también, generar nuevas posibilidades, nuevas propuestas para el presente, haciendo referencia a la herencia que hay que rescatar de nuestras ex entidades que hoy conforman la nueva entidad; sacar el tesoro de cada una de ella es importante.

Luego hace referencia a las lecturas propias de la liturgia. Nos invita a renacer a renovarnos, que seamos genuinos desde el Espíritu Santo; que el proyecto fundado en la carne está destinado al fracaso, al no tener éxito, pero si renace de lo alto, desde Dios, el proyecto tiene éxito.
En estos días debemos tener un deber de conciencia y con Dios que nos da esta posibilidad para encontrarnos y así llegar al proyecto final que nos impulsara a anunciar el evangelio como hermanos.

Sugiere que No nos sintamos solos con este discernimiento. Y culmina su homilía diciendo que la forma de vida de Francisco, ha sido obra del Espíritu Santo como así también el de la Orden y de fray mamerto Esquiú y traer a la memoria cuando fray Mamerto estaba en Tierra Santa “siempre rezaba por la Provincia”. Culmina con la bendición del Espíritu Santo declarando formalmente la apertura al capítulo extraordinario.

A las 11:00 dimos inicio a la segunda parte de la Mañana, y como es una experiencia nueva, comenzó caótica.
Después del caos viene el orden. El Moderador del Capítulo, nos dio la bienvenida solicitando un aplauso para todos. Luego se toma asistencia por fraternidades, para dar la palabra al Ministro Provincial y nos agradeció por esta modalidad y a cada uno de los hermanos encargados de la organización del capítulo, entre ellos a la señorita Mara Villanueva.
Así mismo, el Ministro nos comparte los mandatos del capítulo 2019 y se coteja lo que se fue realizando y ejecutando.

Luego, otro hermano nos comparte la descripción del logo del Capítulo: tres nudos, tres provincias; y el lema está en español y en guaraní: “Sacar lo viejo y lo nuevo del tesoro de nuestra casa” “o guenohevaikarameguaguimba’eipyahuva ha itujava”.

Luego el Secretario del Capítulo, fray Héctor Álvarez, nos comparte y describe la metodología a partir del CPO (Consejo Plenario de la Orden) y sobre los núcleos temáticos y por ultimo nos presentan el cronograma de trabajo y nos hace hincapié en la puntualidad (ya nos conoce).

Después de exhortarnos a la puntualidad, se lee el reglamento del capítulo. Y como es tradición y parte de nuestra forma de vida, es necesario votar. La modalidad de votar es nueva, como experiencia nueva fue un poco caótica, pero como hemos dicho, después del caos “el orden” y logramos aprobar virtualmente nuestro reglamento para concluir con la oración del Padre Nuestro (todos muteados porque si no, no era un coro, sino más bien un coro de acoples electrónicos).

Cuando culminábamos esta parte del día, el hermano Jorge Bender (el africano, así se gusta él llamar) pudo conectarse para saludar a la asamblea capitular, fue un momento de alegría, pero mezclada con el apetito porque ya eran las 13:00 del día.

1er. Núcleo Temático

A las 16:00 nos hemos conectado nuevamente para poder escuchar a Rafael Colome Angelats OP, quien tiene como objetivo ayudarnos en la elaboración del Proyecto fraterno. Estas fueron algunas de sus palabras:

Escuchar:

¿Cómo estamos?

  • En nuestras relaciones interpersonales.
  • En nuestra contemplación como actitud de vida.

 

¿Hacia dónde creemos que debemos caminar?

  • Hacia una calidad a la vida fraterna.
  • Desde la Orden, una mirada de afuera sobre nuestra vida.

Rafael nos dice que estamos frente a una crisis de identidad carismática, estamos ante una crisis de motivaciones vocacionales, del modelo de convivencia en las fraternidades, de entender la propia consagración, la relación con Dios, de nuevos desafíos en la misión, en suma, de adaptación a un nuevo mundo y modelo de vida consagrada.

 

¿Cómo encarar esta realidad?

  • Con la reestructuración de presencia es imprescindible y necesario por el escaso número de personas que somos. Pero por si sola, no alcanza. Que las comunidades sean más numerosas no resuelve el problema de fondo de mayor “calidad de vida fraterna y oración”.
  • Con una lectura de creyentes de la realidad: como un “kairos”, como un tiempo de Gracia. El momento adecuado y oportuno que Dios nos presenta para volver a ser lo que estamos llamados a ser por vocación.
  • Toda crisis es una oportunidad para un cambio profundo, no solo en las estructuras, sino en las personas.

 

¿A que no invita la mirada creyente?

Primero, a  vivirlo como un proceso pascual

  • De paso de un modelo de vida consagrada a otro, con el consiguiente cambio en la forma de entender la convivencia fraterna y la experiencia de Dios.
  • Estamos ante un nuevo paradigma, que reclama de todos (a nivel individual e institucional) un proceso pascual de kenosis y metanoia imprescindible si queremos una renovación vocacional e institucional que permita recuperar la identidad carismática, la ilusión, la fuerza y el entusiasmo de los orígenes de la orden franciscana.
  • Es en esta sinergia individual e institucional donde hoy está la clave para la revitalización de la vida fraterna y la experiencia de Dios. Más aun, también para una autentica misión compartida y llegada a los jóvenes, y para el compromiso por el cuidado de la casa común.

 

Segundo, a utilizar la formación permanente

  • Es el instrumento adecuado para llevar adelante la renovación integral de la vida y misión de cada uno de los hermanos y de las comunidades. La herramienta idónea para recuperar la identidad carismática, la calidad de la vida fraterna y la oración.
  • ¿Nuestra formación se limitó a la formación inicial? ¿o hemos llevado adelante una formación continua?
  • Nuestra formación continua ¿se ha quedado en la formación intelectual, doctrinal, pastoral? ¿O ha generado un proceso de renovación interior de propia vida y misión?
  • La formación permanente: Es la herramienta idónea en la elaboración del Pro-yecto Provincial para recuperar la identidad carismática, la calidad de la vida fraterna y la oración. El instrumento clave para el proceso de transición de un “modelo” a otro de vida consagrada. “La renovación adecuada de los institutos religiosos depende principalmente de la formación de sus miembros” es el instrumento adecuado para llevar adelante la “renovación integral” de la vida y misión, de cada uno, de los consagrados y de las comunidades de una Provincia. El medio sin el cual un Proyecto Provincial o un proceso de “reestructuración” de presencias carece de “mística” y se convierte en una mera ejecución “material”, sin sentido evangélico. La formación permanente es una responsabilidad tanto individual como institucional.

 

Proceso de renovación individual “Nacer de nuevo” Jn 3,5

Al llamarnos a la vida consagrada, el Señor nos invita a través de su Espíritu a adquirir una “identidad humano-espiritual-carismática” a partir de los procesos de identificación con Jesús (casto, pobre y obediente) y su proyecto de vida, el Reino, según la inspiración primigenia de cada carisma. Es el tipo de respuesta a la gracia (vocación) que hemos de dar. El espíritu nos invita a reproducir y actualizar en el hoy de la historia la forma de vida que Jesús eligió para el anuncio del Reino.

 

Para adquirir la identidad humano-espiritual- carismática

  • Hemos de integrar lo humano en el seguimiento de Jesús: nada puede ser redimido si primero no es asumido. La vida consagrada es un proyecto de una vida sana y humanamente lograda. Requiere un mínimo de auto conocimiento personal y de consistencia o madurez humana. La gracia supone la naturaleza.
  • Hay que recuperar la experiencia teologal como fundamento del seguimiento de Jesús:
  • Para realizar un proceso de configuración con Cristo.

 

Hemos de pasar de la pertenencia formal a la pertenencia afectiva

Las cualidades humanas requeridas para ser una persona, consideradas comunitarias, hoy no son las mismas que antes. La calidad evangélica de una vida comunitaria se mide por la calidad de las relaciones interpersonales entre sus miembros.

Capacidad para generar vínculos fraternos con las personas reales y de repararlos como se quiebran o conflictúan.

Capacidad de vivir y resignificar estos vínculos desde valores evangélicos: desde el amor fraterno, el perdón y la misericordia, la paciencia y la humildad, la fe en Dios.

Capacidad para consolidar el sentimiento interno de sentirse parte de una comunidad de personas con las que se comparte una misma raíz vocacional, los mismos valores e ideales, un idéntico proyecto del padre en virtud del cual estas personas los sienten como hermanos.

 

Nos vamos haciendo hermanos generando vínculos diversificados

Cada comunidad y provincia es un universo vincular, de edades distintas, procedencias desiguales, culturas diversas, mentalidad contrapuesta,

 

La integración de los referentes carismáticos

La vida consagrada es la invitación del espíritu a vivir un proyecto evangélico de realización integral, humano-espiritual. Supone optar por una realización personal tomando como referentes el Evangelio y las mediaciones carismáticas, generando vínculos con las figuras de autoridad y las comunidades de pertenencias.

La realización personal se lee en clave de auto referencia: la vida gira en torno a la auto realización personal, a un solapado culto de sí mismo, de los propios proyectos y deseos.

 

Propuesta para un proceso institucional

  • Contar con un plan de formación permanente que trate temas relacionados con la afectividad, las relaciones interpersonales, la comunicación, los vínculos, etc.; de formación espiritual que abarque todos los ciclos vitales: Primeros años de votos perpetuos, crisis de la mitad de la vida, adulto joven, tercera edad; de teología de vida consagrada para una vivencia actual de los votos y el ejercicio de la autoridad.
  • Ofrecer talleres con profesionales de reparación de vínculos, manejo de conflictos comunitarios, etc.
  • Animar a utilizar los recursos propios de la vida comunitaria: realizar reuniones para compartir, hacer revisión de vida, cuidar la recreación, etc.
  • Ofrecer protocolos: sobre conductas sexuales inapropiadas, aprender a envejecer, atención a hermanos enfermos psiquiátricos y con adicciones, etc.

 

 Concluye Rafael su ponencia y nos propone  trabajar en grupo lo siguiente:

  • De la reflexión, qué elementos rescatamos que nos pueden ayudar en la elaboración del Proyecto Provincial 2021-2024 en orden a la revitalización de la vida fraterna y la oración.
  • De nuestra experiencia, qué otros elementos consideramos que deberíamos incluir en el Proyecto Provincial 2021-2024 para la revitalización de la vida fraterna y la oración.

Luego de un receso, las fraternidades se juntaron para compartir las resonancias sobre lo compartido por fray Rafael.

Nos volvimos a conectar y se abrió la instancia de compartir fraternos. Entre lo compartido por parte de los hermanos y Rafael se hizo hincapié en el “plan y política Institucional” sobre la formación permanente. Como así también, en que hay muchos hermanos bajo el efecto quemado, por eso es necesaria la política de la formación permanente.

Una vez concluida la compartida fraterna en la asamblea general y siendo las 19:40 culminamos este primer día de capitulo fraterno.

Descargar crónica en PDF 

 

Esquiú, un tesoro de nuestra casa

Las Hermanas Clarisas piden oración por su Capítulo Electivo

Primer Congreso Académico en honor a Esquiú