“Sacar lo nuevo y lo viejo del tesoro de nuestra casa”

«De dos en dos». La experiencia de los cuatro misioneros en Santiago del Estero

Actualidad

Con el hábito y el calzado franciscano, una mochila, mate en mano y la gratuidad de “misionar” al estilo de Francisco de Asís, cuatro hermanos de formación temporal, dos argentinos y dos brasileros hicieron su primera misión itinerante en Santiago del Estero desde el 12 de julio.

Desde Córdoba, y a dedo, los hermanos temporales Fray Marcelo Gonçalves y Fray João Tessarollo de Brasil, y Fray Bruno Herrera y Roque Vázquez de la Provincia Franciscana de la Asunción Argentina-Paraguay, salieron a su primera misión “itinerante” a Santiago del Estero.

Decir ITINERANTE es al modo de Jesús, al modo de Francisco de Asís, ir de dos en dos hasta llegar a un lugar específico para compartir la realidad de la gente con la que te encuentras y en la sencillez de ese encuentro entregar y recibir gratuitamente.

«de dos en dos»

Fray Roque comparte la experiencia:

“Salimos de Córdoba capital haciendo dedo y caminando para llegar a Santiago Del Estero, al llegar a Santiago nos reciben los frailes de la comunidad quienes habían preparado la misa de 20 horas en la sede Parroquial de envío y bendición. En la celebración nos presentan a la comunidad, contándoles quiénes somos, qué vamos a hacer y explican cómo será la segunda misión en dos barrios específicos, primero en barrio Santa Clara y luego en Divina Misericordia.

La gente soltó un aplauso espontáneo. Gracias Señor, fue la expresión de los misioneros.

Esta segunda misión consiste en visitar las casas de dos en dos y poder compartir la vida con las personas, escucharlos, conocer qué hacen, cómo viven su fe, cómo es el pueblo y otras situaciones propias del lugar.

La vida fraterna es, en sí misma, un acto misionero.

La gente necesita también de la presencia de los frailes, siempre preguntan por los sacerdotes. Vimos a muchos con problemas de salud, problemas económicos, pero también que son personas con mucha fe, que con la ayuda de Dios puede solventar sus necesidades, algo característico también de esta zona” cuenta uno de los frailes.

La Misión es una Alianza compartida gratuitamente. Los primeros hermanos vivieron la jubilosa experiencia de la gratuidad de Dios y de su Salvación. «Habéis recibido gratis, dad gratis».

Los jóvenes también querían saber, “en las dos capillas que hay muchos jóvenes que están inquietos por saber de la vida religiosa de quiénes son los frailes, porque hacen lo hacen, lo que nos abrió la puerta a compartir con ellos”.  comenta el fraile.

Encuentro de Formación situada. Trayecto VII

Celebraciones en honor al Siervo de Dios fray Juan Bernardo

Testimonios del Buen Samaritano en Catamarca