“Sacar lo nuevo y lo viejo del tesoro de nuestra casa”

La Casa de enfermería San Francisco de Asís

Actualidad

Por Fray Emilio Andrada ofm. 

FRATERNIDAD SAN FRANCISCO DE ASÍS, Corrientes. Argentina.

La Casa de Enfermería provincial “San Francisco de Asís”, ubicada en la ciudad de Corrientes, es la casa de acogida y acompañamiento de los hermanos ancianos de la Provincia Franciscana de la Asunción.

El propósito fundamental de la Fraternidad de esta casa es el de animar y acompañar a los hermanos en esta etapa de su vida, con una dinámica fraterna, orante y evangelizadora, brindando contención afectiva y emocional, necesarias para atravesarla de la mejor manera posible. Por eso, se priorizan los espacios de encuentro, se realizan actividades propias de toda fraternidad franciscana, adecuándolas a sus necesidades y posibilidades. La intención es que, aún siendo una casa de enfermería, no se pierda ni se diluya la identidad de fraternidad de hermanos menores, lo cual corona el sentido por el cual han transitado toda su vida.

La Casa de enfermería provincial cuenta, además, con un equipo de salud conformado por médicos, enfermeros, asistentes geriátricos, kinesiólogas, y otros profesionales de la salud que asisten a los hermanos afectados de patologías crónicas de orden físico, psíquico u orgánico.

Objetivos 

Este equipo tiene como objetivo brindar atención programada a los hermanos de la fraternidad con acciones de tipo preventivo, asistencial, rehabilitatorio y de cuidados paliativos, llevando a cabo la tarea de manera multi e interdisciplinar con los siguientes objetivos:

Ofrecer un ambiente que satisfaga las necesidades de confort y apoyo sanitario, indispensables para una vida digna.
– Posibilitar condiciones funcionales en los diferentes ambientes (arquitectónicas o de equipamientos especiales) que brinden seguridad y fácil adaptación a sus capacidades funcionales.
Respetar la individualidad de los hermanos dentro del marco de la convivencia facilitándoles y estimulándolos al encuentro con sus pares, familiares, allegados y amigos de la comunidad.
Propiciar su participación activa dentro de la comunidad religiosa en función de sus posibilidades y características de la patología que padecen.
– Atender la salud de los hermanos, tanto en lo asistencial, como en lo preventivo y de rehabilitación, haciendo extensivo el concepto de lo psicosocial.
– Contar con profesionales y no profesionales con idoneidad propia, que desde las distintas especialidades aborden la atención integral y continuada de los hermanos bajo una coordinación general.

Espacios cuidados

Para llevar adelante sus objetivos, la casa cuenta, además de los espacios comunes de la fraternidad (oratorio, sala capitular, cafetería, comedor, etc.) con espacios propios de la enfermería: una sala de recreación, donde los hermanos pueden distenderse viendo televisión, participar en juegos de mesa, recibir visitas de familiares, amigos, etc.; una sala de kinesiología debidamente equipada para las actividades diarias; y una oficina de enfermería en la cual están disponibles todos los insumos necesarios para su atención, seguimiento y registro.

Como miembros de la Provincia de la Asunción, recemos por los hermanos ancianos que viven en esta Casa, por los hermanos que los reciben y acompañan, por los profesionales y demás personal que los atienden. Ellos ponen por obra lo que San Francisco nos pide en la Regla, los sirven como querrían ellos ser servidos.

 

“Y si alguno de los hermanos cae enfermo, los otros hermanos lo deben servir como quisieran ellos ser servidos.” (San Francisco, Rb VI, 9).

Visita Pastoral a las Fraternidades de Asunción y Villarrica

El padre Pepe, un comunicador incansable

«Misión de Amor» el nuevo libro sobre el primer mártir paraguayo