Fray Héctor Alberto Álvarez fue ordenado diácono en Padua, Buenos Aires.

publicado en: Sin categoría | 0

San Antonio de Padua, 30 noviembre 2018. A las 19 hs., en la Parroquia San Antonio de Padua, de la misma localidad, en la provincia de Buenos Aires, se celebró la Eucaristía, en la que Mons. Fernando Carlos Maletti, obispo de Merlo-Moreno ordenó diácono a Fray Héctor Alberto Álvarez OFM, alumno de la Provincia Franciscana de la Asunción de la Santísima Virgen del Rio de la Plata (Argentina-Paraguay).

Con el templo lleno de familiares, amigos, frailes, colaboradores del grupo Buen Samaritano y hermanos que viven en situación de calle, se vivió una celebración llena de alegría, de sentimientos y profundidad por este acontecimiento tan importante para la vida de Fray Héctor, su fraternidad Provincial y comunidad local. Familiares llegados del extremo sur argentino, amigos y alumnos de los Centros Educativos Franciscanos, de la Plata, de Padua y Paso del Rey etc., frailes venidos de distintas provincias, junto con los hermanos de la Provincia San Francisco Solano,  acompañaron a nuestro hermano en su ordenación diaconal. El Obispo en una sencilla pero profunda homilía explicó el sentido y significado del servicio del diaconado en la Iglesia, y alentó a Fray Héctor a vivir con plenitud y santidad el mismo, sirviendo en el altar y en la caridad a los más necesitados.

Antes de la bendición final, el Ministro Provincial Fray José Enid Gutiérrez Olmos, agradeció al Obispo Mons. Fernando Carlos Maletti, a Fray Héctor y a todos los participantes.

Por su parte, el neo-diácono también agradeció al Obispo Mons. Fernando Carlos Maletti, dijo: “porque me recibió, hizo más de lo que tenía que hacer, me recibió, me abrazó, conoció mi historia, gestos que él tiene de humildad. Me aclaró el camino, puso mucha énfasis en el ministerio de la caridad.

También Fray Héctor agradeció a los frailes, al Ministro provincial, Fray José Enid Gutiérrez Olmos, agradeció a la Orden, –dijo –la Orden es hermosa. Concretamente quiero agradecer a tres hermanos, a Fray Ariel Amato, a Fray Diego Morea, y a Fray Juan Pablo Quiroga que me han sostenido en momentos muy difíciles. En ellos están todos los hermanos de la Provincia. Agradezco a los hermanos de esta fraternidad de Padua, que han trabajado tanto.

En las preguntas del interrogatorio decía, si quiero, si quiero con la ayuda de Dios… Siento que la ayuda de Dios es el amor que descubro en éstos hermanos…Agradezco a mi familia hermosa, a Pope, Mari, son hermosos porque lo tengo acá reunidos- concluyó.

Luego de la ceremonia litúrgica, los participantes compartieron un ágape en el comedor antiguo del convento, celebrando con mucha alegría este momento.

¡Felicitaciones Fray Héctor (Pingui); Dios te bendiga siempre en el ministerio diaconal!

¡PAZ Y BIEN!

Fray Pablo Reartes

Oficina de Comunicaciones OFM