Fallecimiento de Fray Patricio Isidro Figueredo Benítez OFM en Paraguay.

publicado en: Sin categoría | 0

Asunción del Paraguay, 13 julio de 2019
En la fraternidad de Asunción, el día 13 de julio de 2019, a las 05 am ha fallecido nuestro querido hermano:
Fray Patricio Isidro Figueredo Benítez ofm; a los 81 años de edad, 60 años de vida religiosa y 55 años de sacerdocio.
Apliquemos por su eterno descanso las oraciones que establecen nuestros Estatutos Particulares. (EEPP Art. 14)
Nacimiento: 15-05-1938
Noviciado: 25-01-1959
Profesión temporal: 26-01-1960
Profesión Solemne: 21-04-1963
Ordenación Sacerdotal: 19-07-1964

En la fecha ha partido Fray Isidro al encuentro del Padre. En todo momento estuvo sereno, recibió los sacramentos necesarios para su tránsito. El deceso se produjo alrededor de las 5 am; el hermano venía enfrentando una serie de tratamientos médicos debido a un tumor cerebral, inflamación de la próstata, diabetes, osteoporosis y pinzamiento de huesos, y en estos últimos días venía sobrellevando una neumonía; hace unos meses se había quedado postrado, fue al encuentro del Señor como él deseaba desde su fraternidad, estando con los hermanos. En esta semana hemos intensificado los cuidados con los profesionales de salud para mitigar sus padecimientos.
Patricio Isidro nació el 15 de mayo de 1938 en Charará (Eugenio A. Garay) departamento de Guairá, sus padres, fueron Don Cipriano Figueredo y Doña Gregoria Benítez.
Ingresó en la Orden de Frailes Menores a los 13 años de edad en el Colegio Seráfico de la fraternidad de Villarrica, donde completó humanidades para luego pasar al noviciado de Copacabana, Bolivia en 1959. Tras emitir los votos religiosos, completó filosofía en el mismo país, al concluir esta etapa fue destinado a Aránzazu (España), donde completó la teología para la ordenación sacerdotal. Fray Isidro recordaba con alegría y gozo aquel día, 19 de julio de 1964, pues fueron 19 los frailes que recibieron la ordenación sacerdotal en el Santuario de Nuestra Señora de Aránzazu. Antes de su regreso a Paraguay cursó una licenciatura en pedagogía en Grottaferrata, Roma.
Fray Isidro vivió su vida franciscana-sacerdotal con entrega y alegría; se destacó en el anuncio del Reino de Dios en estos lugares: Guarambaré, Ypané, Caaguazú, Pastoreo, Asunción y Villarrica. De la misma manera se acentuó en él la atenta escucha de la voz del Maestro y del sufrimiento de los pobres, por ellos siempre se comprometió con la suerte de los que sufren, en plena dictadura militar apoyó la incansable lucha de las Ligas Agrarias Cristianas; este compromiso le valió la cárcel, fue apresado el 01 de mayo de 1976, siendo párroco de Ypané. El hermano recordaba este evento con dolor, más por los pobres campesinos que por la suerte que le tocó vivir en la cárcel. También recordaba la visita del Obispo Ismael Rolón y su intervención profética a favor de los perseguidos y detenidos.
Los fieles de las comunidades por donde pasó Fray Isidro lo recuerdan con gratitud y admiración, las anécdotas alegres sobre el hermano evocan la alegría franciscana que lo motivó toda la vida.
En la parroquia Niño Salvador del Mundo, del barrio Santísima Trinidad de la ciudad de Asunción fue el primer párroco, ahí lo recuerdan con mucho cariño, algunos suelen destacar que Fray Isidro tenía una particular forma de llegar a los que no acudían a la parroquia, se apersonaba en las casas a la hora de la preparación de la comida y con una buena carcajada entraba a probar lo que había, así con sencillez iba logrando que la gente participe de las misas y con quienes constituía una comunidad viva. Muchos lo recuerdan como el sacerdote que les impartió sacramentos como el bautismo, primera comunión, matrimonio, visitaba sin problemas a sus parientes enfermos y como un buen consejero en las escuchas de las confesiones.
Su personalidad luchadora lo impulsó a encarar proyectos en los que pocos confiaban, porque miraba la historia más desde Dios que con los ojos humanos. A Fray Isidro lo caracterizó su ser paraguayo y franciscano, se ocupó de expandir la espiritualidad seráfica en las parroquias que le tocó animar, acompañó a la OFS, fundó y expandió la Juventud Franciscana en todo el Paraguay. En la década de 1980, fue uno de los frailes que luchó incansablemente por la reapertura de una casa de formación en Paraguay para recibir a futuros frailes en la Custodia Fray Luis Bolaños, esto fue posible en la ciudad de Pastoreo y Caaguazú en un primer momento, a su persistencia se debe los frutos de los pocos frailes paraguayos que cuenta hoy nuestra tierra guaraní.
Hace 17 años que venía disminuido en sus capacidades a raíz de las secuelas de la diabetes, Fray Isidro luchó por llevar esta cruz con obediencia a sus médicos y con docilidad para con los que los cuidaban, realizó todo cuanto pudo para restablecer la salud y servir al pueblo de Dios, llevaba una disciplina férrea con las comidas, las lecturas cotidianas, los crucigramas, y la lectura del evangelio del día.
En los últimos tiempos se dedicó al ministerio de la reconciliación en la escucha de la confesión, es reconocido por este servicio en nuestra parroquia de Villarrica y Asunción. Debido a la disminución de sus capacidades escribía sus homilías, oficio que lo hizo con presteza, todos los días se reservaba largo tiempo para la lectio y la preparación de su reflexión. Algunos de los fieles, lo oían con admiración porque veían en él, el esmero por transmitir la Palabra de Dios.
Ha sido llamativo en Fray Isidro escucharlo desde su lecho, recitar las partes de la misa, impartir la bendición a las enfermeras, preguntar si los demás se encuentran bien. Él pensaba primero en los demás, hacía énfasis en el valor de la fraternidad con gestos concretos, compartiendo el desayuno, el almuerzo y la cena, la oración y la misa diaria.
Los médicos se han admirado del temple del hermano, pues padeciendo una enfermedad tan dolorosa no emitió queja alguna, llevó su enfermedad con entrega y en paz.
En abril del 2018 realizó una relación respecto a su historia, en la última parte nombró a todos los hermanos de su fraternidad actual, Julián, José Luis, Tomás, Fredy y Marcelino; y les expresó: “feliz pascua de resurrección. Amén, Aleluya”.
¡Feliz pascua a ti Hermano Isidro! Que la Santísima Virgen de Caacupé con San Francisco y Santa Clara te tomen de los brazos y te presente al juez benevolente y misericordioso. ¡Gracias por tu entrega y testimonio!

Misa de cuerpo presente en Asunción:

  • Velatorio a partir de las 11 hs en la parroquia San Francisco Herrera 363.
  • Hoy sábado a las 18; 30 hs.
  • Traslado a Villarrica a las 19, 30 hs

El funeral será:

  • En Villarrica velatorio a partir de las 23, 30 hs. Parroquia Yvaroty
  •  Misa cuerpo presente en la Parroquia Nuestra Señora de la Asunción Yvaroty a  las 10: 30 hs.
  • Traslado a las 11: 30 hs al panteón familiar en la misma ciudad.

Paz y Bien
Fray Marcelino Aquino Correa
Guardian de San Francisco