Nueva Parroquia Beato Enrique Angelelli y Mártires Riojanos en Ciudad Evita (Buenos Aires)

publicado en: Sin categoría | 0

Parroquia San Antonio de Padua (Ciudad Evita – Buenos Aires): El 30 de julio de 2019, el Obispo de la Diócesis de San Justo (La Matanza – Buenos Aires), Mons. Eduardo Horacio García, firmó el Decreto Episcopal n° 046/2019, donde erije la nueva Parroquia Beato Enrique Angelelli y Mártires Riojanos, desmembrada de la Parroquia San Antonio de Padua de Ciudad Evita.
La creación de la nueva parroquia, se fundamenta en el “crecimiento demográfico, espiritual y pastoral de la comunidad cristiana que vive en el Barrio 22 de Enero de Ciudad Evita y la necesidad de brindar una atención religiosa más adecuada”, expresa el decreto. Considerando que existen los medios materiales y espirituales necesarios, habiendo oído al Consejo Presbiteral y a tenor del canon 515 del Código de Derecho Canónico, el Obispo procedió a erigir la nueva parroquia.
Haciendo un poco de historia, el P. Fray Alejandro Díaz, nos relata que “Esta capilla de Santa Clara fue bendecida e inaugurada por el P. Fray Delmiro Fontana, el 25 de setiembre de 1988, y está ubicada en las calles Los Gladiolos y Crisantemos, del Barrio 22 de Enero.
“El domingo 4 de agosto de 2019, a las 16 hs., se inauguró una nueva parroquia: “Beato Enrique Angelelli y Mártires Riojanos”. La misma es la primera en el mundo en llevar como patronos a los mártires recientemente beatificados y comprenderá los “Barrios 22 de Enero”, “Tierra y Libertad”, “Un Techo Para Todos” y “Gauchito Gil”. La ceremonia fue presidida por el obispo Mons. Eduardo García, quien bendijo la nueva sede parroquial, las reliquias de los beatos, los murales representativos de la parroquia, el templo y ofreció la toma de posesión de modo solidario a los párrocos P. Daniel Echeverría y el P. Anaclet Mbuguje, ambos Misioneros de los Sagrados Corazones de Jesús y María (M.SS.CC.)
Cabe destacar que como acción preparatoria, durante el fin de semana, se llevó a cabo la misión diocesana de jóvenes. Allí, los misioneros tomaron la iniciativa de recorrer las calles de los barrios, visitando casa por casa compartiendo la alegría de la misión y la realidad del lugar. Además se realizaron diversas actividades religiosas, recreativas y deportivas, teniendo oportunidad, también, de recibir decenas de nuevos bautismos de niños, jóvenes y adultos.
En el día de la inauguración, las comunidades se congregaron en dos puntos representativos para peregrinar hacia la nueva sede parroquial. Por un lado, los jóvenes misioneros emprendieron camino junto a los vecinos desde un extremo del barrio Un Techo Para Todos. Por otro, junto al obispo, se partió en caravana desde la Parroquia San Antonio con las comunidades del decanato Santo Cura Brochero, encabezados por la imagen de Mons. Enrique Angelelli, obsequiada por el Papa Francisco.
Durante la celebración eucarística, se contó con la presencia de miembros del clero diocesano, religiosos y religiosas, comunidad de laicos, autoridades vecinales, como así también de familiares de los beatos patronos y de Albino Suárez, representante del obispo de La Rioja, Mons. Dante Braida.
Posteriormente, durante el festival popular, se realizaron muestras de baile de danzas paraguayas, folklore y la presentación en vivo de Daniel Argañaráz y Las Voces del Alma. Por último, la jornada concluyó con la colocación de la imagen del Beato Enrique Angelelli en la entrada de la sede parroquial. Esto se nos informa a través del Facebook del Obispado de San Justo.
La Parroquia San Antonio de Padua fue erigida por Mons. Jorge Carlos Carreras, Obispo de San Justo, el 12 de junio de 1974. La Capilla Santa Clara fue la primera en el Barrio 22 de Enero, y cuando todavía no se había construido, y el barrio recién se estaba formando con casitas muy precarias, ya se celebraba la Misa en el mismo predio que hoy ocupa. Existen testimonios fotográficos de este hecho tan importante. Porque la presencia de los frailes franciscanos es anterior a 1988, cuando fue bendecida e inaugurada por el P. Fray Delmiro Fontana. Es más, allá por el año 1986, nuestro hermano Fray Juan Carlos Quiñones –actual párroco de San Antonio de Padua – recientemente ordenado sacerdote, celebraba la misa en medio del campo, predio actual de la Capilla. También solían acompañarlo Fray Emilio Andrada (Fray Tito), Fray Ricardo Huxley (Ricardón) y Fray Delmiro Fontana. Nos relata Fray Juan Carlos Quiñones que cuando él fue trasladado a la Basílica San Francisco de Buenos Aires, siguió llendo al barrio Fray Ramón Garribia. Es decir, en el B° 22 de Enero los franciscanos llevan una presencia de más de 33 años. 
El 4 de agosto de 2019 –día de la inauguración –en el altar, concelebraron el P. Daniel Echeverría, P. Anaclet Mbuguje, nombrados “párrocos solidarios” de la nueva parroquia; el P. Bachi; el P. Nicolás Angelotti, conocido como “Padre Tano”. Ofició como maestro de ceremonias el P. Gustavo.
Es un deber de gratitud reconocer también la presencia de las Hermanas Josefinas, con más de 20 años en el barrio. Lamentablemente estas hermanas se fueron del barrio, después de la Pascua de este año 2019. Pero en la sede parroquial de San Antonio se les ofreció una cena como agradecimiento y reconocimiento a su trabajo pastoral de tantos años llevando el Evangelio a tantas familias.
Que San Francisco de Asís, San Antonio de Padua y Santa Clara bendigan esta nueva parroquia, a todas sus instituciones y familias de esta zona pastoral.