Encuentro del Ministro gral. con las Conferencias del Cono Sur.

publicado en: Sin categoría | 0

Del 17 de abril al 1 de mayo Fr. Michael A. Perry, Ministro general, visitó las Provincias que conforman la Conferencia del Cono Sur en América Latina, acompañado del Definidor general Fr. Ignacio Ceja.

La visita a la Provincia de la Asunción en Argentina y Paraguay se realizó por medio de tres encuentros regionales: uno en Paraguay y dos en Argentina. El encuentro con los hermanos de la Provincia de San Francisco Solano tuvo lugar en la ciudad de Salta, en Argentina. Finalmente, el encuentro con los hermanos de la Provincia de la Santísima Trinidad en Chile, se llevó a cabo en el Convento de San Francisco de la ciudad de Santiago.

Fr. Michael participó con los hermanos en la oración, en la celebración de la Eucaristía y los escuchó hablar de sus lugares de vida y de servicio, de sus inquietudes sobre la Orden, sobre el presente y el futuro de sus Entidades. Él mismo les compartió su visión sobre la situación de nuestro mundo actual, sobre el caminar de la Orden, sobre las luces, esperanzas y retos que percibe en las Provincias visitadas. Pidió a los hermanos estar atentos a las circunstancias cambiantes de nuestro mundo y ser auténticos hermanos y menores en el mundo actual. Les exhortó a retornar siempre a la fuente de la vida, el Señor Jesús, a través de una mayor entrega a la oración personal y fraterna. A iniciar procesos de renovación por medio de la elaboración de proyectos fraternos de vida y misión, que impliquen el compromiso de cada hermano, de cada fraternidad local y de toda la fraternidad provincial. Les habló del necesario redimensionamiento de las estructuras provinciales, atentos siempre a la cualidad de nuestra vida y misión. Les compartió su visión sobre algunas situaciones que está viviendo nuestra Orden y algunos desafíos que enfrenta, así como algunas reflexiones sobre lo que llamó “mis sueños para la Orden”.

Durante su visita Fr. Michael se encontró también con los hermanos en formación inicial, con los hermanos en sus primeros diez años de profesión solemne, con los hermanos ancianos y enfermos, y con el definitorio de cada una de las Provincias. En varios lugares pudo saludar a las hermanas Clarisas, a los hermanos de la Orden Franciscana Seglar, y a otros miembros de la Familia Franciscana.