A todos los fieles devotos de Fr. Mamerto Esquiú. Carta del Min. Prov. Fr. José Enid Gutiérrez Olmos. .

publicado en: Sin categoría | 0

Desde Bogotá, Colombia, mayo 11 de 2018.

A TODOS LOS FIELES DEVOTOS DE FRAY MAMERTO ESQUIÚ.
Queridos hermanos y hermanas:

Quiero aprovechar los actos del 192° aniversario del natalicio de Fray Mamerto Esquiú, para unirme a Uds., sino físicamente por estar en Colombia, pero sí espiritualmente, en esta acción de gracias al Señor, por la obra que Él hizo en Fray Mamerto y que sigue haciendo a través de él, a favor nuestro.
Los hermanos entregados al Señor, al estilo de Fray Esquiú, son como lámparas que iluminan con la luz que es Cristo, el camino que nos conduce al Padre; y a su vez, Dios nos regala su amor obrando a través de estos mismos hombres, pues ellos con esa profunda entrega, se sienten simples “vasijas de barro”, como dice San Pablo, experimentando así la inmensa riqueza que llevan, el Tesoro que les hace arder el Corazón y no pueden sino compartirlo, lo que los hace más humildes, fecundos y felices todavía.
Así fue Fray Mamerto, hermano de grandes dones, dados por Dios, para compartir y que ofreció con inmensa generosidad. Estoy seguro que, como Hermano, Sacerdote y Obispo, nunca ha dejado de interceder por su pueblo, por eso su fecundidad se hace cada vez más evidente, sobre todo en aquellos que le han confiado sus necesidades.
Creo que es justo, que con un profundo sentido de agradecimiento, le reconozcamos este amor por su pueblo, haciéndolo más cercano a nosotros, a nuestra vida de oración y a nuestras necesidades. Así Dios será glorificado y Fray Mamerto elevado a los altares, desde donde podrá multiplicar sus gracias, y muchos otros hermanos nuestros podrán acudir a su bendecida intercesión.
Creo también, que el momento de su beatificación está cercano, pues de un tiempo atrás el Señor ha venido preparando el ambiente y ya hasta nuestro querido Papa Francisco expresa su interés por esta gracia, según lo manifestado públicamente por el señor Obispo de Catamarca, Mons. Luis Urbanč.
Por eso, simplemente, quiero darle gracias al Señor por Fray Mamerto y a la vez agradecer a Fray Marcelo Méndez, vice Postulador de la Causa, a Fray Mateo Krupsky quien colabora estrechamente con él y a todas las comisiones y estamentos que se han hecho eco de este movimiento del Espíritu Santo, para dar concreción a los pasos que se requieren, a fin de llevar a buen término la Causa.
Que el Señor los bendiga y nos bendiga con la pronta beatificación de Fray Mamerto Esquiú.

Fraternalmente.
Fray José Enid Gutiérrez Olmos
Ministro Provincial- Provincia de la Asunción.