99° Peregrinación a las Padercitas (La Rioja): “El Tinkunaco de los catequistas”.

publicado en: Sin categoría | 0

La Rioja (Argentina): El obispo Mons. Marcelo Colombo, al celebrar la misa en Las Padercitas y al dirigirse a los peregrinos hizo un llamado especial a vivir en unidad nuestra historia, a superar lo que nos divide y a encontrarnos a pesar de las diferencias. Estuvo acompañado por el nuevo obispo, Mons. Quique Martínez y los sacerdotes franciscanos

La 99° peregrinación por San Francisco Solano, se realizó ayer con una numerosa participación de fieles, que con profunda devoción acompañaron la sagrada imagen del santo, durante todo el recorrido realizado por la avenida San Francisco.
Partieron desde la iglesia San Francisco de Asís, casi a las 8, finalizada la misa de los peregrinos y antes de llegar al templo de Las Padercitas, en la Puerta de la Quebrada, en el Km 6, pasadas las 11, se celebró el encuentro de las imágenes de San Francisco Solano y el Niño Jesús Alcalde.
Peregrinaron junto a la imagen de San Francisco Solano jóvenes, adolescentes, familias con niños y adultos, catequistas de diferentes parroquias que ayer también celebraron su día, voluntarios de Cáritas con la imagen peregrina de la Virgen María. Asimismo, acompañaron los sacerdotes de diferentes parroquías y seminaristas. También participó el intendente de Capital Alberto Paredes Urquiza y algunos colaboradores.
Durante todo el trayecto, la sagrada imagen fue depositaria de infinitas muestras de fe, de amor, de renovación de promesas y de agradecimientos. Muchos feligreses imploraron especialmente por sus familias, por seres queridos con problemas de salud, por trabajo.
Tras el encuentro de San Francisco Solano y el Niño Jesús Alcalde, el Obispo celebró la Eucaristía, concelebrada con el obispo Mons. Quique” Martínez y con sacerdotes de la diócesis. “Hoy estamos realmente de fiesta, esta parte de nuestra ciudad, este corazón de la unidad de nuestro pueblo en torno a Jesús el Niño Alcalde, se vistió de fiesta con este sol maravilloso y con todos esos otros soles que son ustedes, con sus familias, con sus niños”, resaltó el obispo.

Fe en Jesús

En la homilía, el prelado habló sobre la fe de la mujer cananea. “En el Evangelio asistimos a un diálogo entre Jesús y la mujer cananea, un diálogo por momentos tirantes y más tarde nos encontramos ante un diálogo lleno de luz y de vida. Esta mujer está afligida por un problema de salud de su familia, implora incesantemente primero a los apóstoles con sus gritos, después a Jesús proclamándolo hijo de Dios, y más tarde en ese diálogo con Jesús, le hace ver como ella cree en él y necesita ser salvada ella y su familia”.
El obispo señaló que hay algunos diálogos de la Biblia que tienen este mismo sentido (…) y hoy este encuentro con la cananea, una mujer de otro pueblo, que no tiene la misma fe, ni la misma raza, ni cultura, que es motivo a veces de tantas diferenciaciones y tantas divisiones, cómo esta mujer sobrelleva esta cuestión cultural e incluso le hace notar a Jesús como cree en él, en su poder de amor para que los sane, los salve. Es un encuentro entre Jesús y esta mujer de otro pueblo, agranda la mirada del corazón de Jesús a todos los que creerán en él por la fuerza de la evangelización más tarde”.
Resaltó que “este Evangelio es un hermoso anticipo de lo que estamos celebrando: el gran Tinkunaco de San Francisco Solano y el Niño Alcalde, con nosotros en medio de ellos, y nuestra virgencita de Luján, la madre peregrina de Caritas en toda la Argentina, pero también el jubileo de Tinkunaco de los catequistas que hoy reciben una bendición especial en su día y el Tinkunaco de los niños con San Francisco Solano y el Niño Alcalde, que los hace recibir una bendición especial, es el día de ellos y el día de todos los niños del mundo”.
El obispo puso de manifiesto la “alegría de poder celebrar en este marco tan especial, en esta exigente celebración por tantos motivos para dar gracias, celebrar nuestro encuentro con Jesús y decirle tú eres el hijo de Díos vivo, como dijo la cananea `tu eres el Mesías, el hijo de Dios, el hermano de todos´”.

Vivir en unidad

El prelado hizo un llamado a la unidad y pidió que llegue “para todos, inclusive para los que siguen esta misa” a través de los medios de comunicación “un abrazo grande, una llamada especial a vivir en unidad nuestra historia, a superar lo que nos divide y a encontrarnos, a pesar de las diferencias por este destino común de ser hermanos en Cristo”.
Asimismo, resaltó que “hoy (por ayer) es el día en que nuestra riojanidad celebra su ADN primordial, su hermandad en Cristo que nos hace un solo pueblo. Luchemos fuerte por esta unidad, busquemos siempre lo que nos hermana y tratemos siempre en las diferencias de ser honestos, sinceros, respetuosos. También valientes para expresar nuestra opinión, pero también estar atentos a la parte de verdad que respira, que sale de la vida del otro”.

Salvar el medio ambiente

Al finalizar la celebración, los catequistas hicieron entrega de 12 árboles en representación de las 12 parroquias, y tierra proveniente de los cinco decanatos de la Provincia. El obispo, se encargó de poner la tierra a uno de los árboles, como símbolo de la formación de los catequistas en la misión y los deseos de salvar el medio ambiente y un profundo amor por la tierra.
Para las 16, está prevista despedida de la imagen de San Francisco Solano, que nuevamente en peregrinación regresó a la iglesia de San Francisco de Asís.
Por su parte, hoy en caravana, volverá la imagen del Niño Jesús Alcalde, a las 15:30 por avenida Ramírez de Velasco, desde Las Padercitas, hasta la iglesia San Francisco de Asís.

Fuente: Diario El Independiente (22/08/2017)